Juan Manuel Insaurralde “Los clásicos se ganan, no importa la manera”

Juan Insaurralde definió con precisión de crack qué significa jugar con River: “Se juega al 100%, sin regalar nada”, dice. Guille lo sabe y pondrá lo mejor (que tiene).

Chaco-Cali-suspension-volvera_OLEIMA20160422_0020_1

Me imagino que van a ser diez preguntas para Frank y una para mí”, dice Juan Insaurralde (el Chaco, para los amigos y no tanto). Y se ríe, como si estuviese viviendo un jueves más, como si el domingo no se dividiera el país (¿será esa la grieta de la que todos hablan?) y se paralizaran los que se ubican en una vereda u otra. Fabra lo mira y lo admira, tal vez por la tranquilidad para responder en el momento en el que la mayoría se esconde. El Flaco Schiavi contribuye a que los desprevenidos piensen que nada raro está pasando en Casa Amarilla en ese momento y ese lugar, interrumpiendo con bocinazos cada respuesta de su amigo y ex compañero de zaga. Pero cuando parece que Insaurralde habla pero no dice, despierta a todos con una descripción que sale de su boca, pero tranquilamente podría haber nacido del corazón de La Boca. La Raulito no hubiese podido definir mejor la manera en que El Jugador N°12 pretende que sus jugadores afronten los clásicos.

Tenemos que salir desde el primer minuto a dejar todo. Sabemos que los clásicos se ganan, no importa la manera. Si hacemos las cosas bien, lo que nos pide el técnico y trabajamos en la semana, vamos a tener más chances, pero el clásico se juega al 100%, sin regalar nada, atentos a los pequeños detalles. Las ganas están”, dijo el jugador de 31 años que, desde su conocimiento de causa, se transformó en una voz escuchada dentro del vestuario más famoso del país. Guillermo Barros Schelotto, desde los hechos (hoy nos enteraremos si también desde las palabras), tiene una línea de pensamiento similar a la del defensor…

El campeonato encuentra a Boca lejos de la zona de disputa. La cercanía con el partido de ida por la Libertadores es obvia. Las lesiones que acortan la disponibilidad del cuerpo técnico, también. Pero ya había anticipado el Mellizo que los jugadores podrían descansar con Aldosivi, “pero con Cali y River, no”. No hay excusa que valga, tampoco dolores. Los mejores que se encuentren a disposición van a jugar. Ante los golpeados, tocados y lesionados, la decisión se trasladará al sábado: hay varios a los que esperarán hasta último momento.

Agustín Orion se lastimó el domingo ante Aldosivi e informaron que padecía una distensión en el aductor, pero nadie se animó a descartarlo para River. Se sabe: el arquero no suele escaparse cuando hay un desafío a la vuelta de la esquina. El 1 será el 1 y la línea de 4 sería la misma que con Cali, salvo que se recupere Cata Díaz: ayer sólo hizo diferenciado y lo esperarán para decidir si finalmente está en condiciones de recuperar el lugar que le cuida Tobio. En el medio, resta definir el reemplazante de Cubas, un problemón inesperado (ver página 12). Si vuelve Gago de 5, Pérez y Lodeiro serán sus laderos. Arriba, Pavón, Tevez y Chávez son fija. Pachi Carrizo está con un pie y medio afuera…

Que Boca vuelva a ser Boca y se recupere la personalidad colectiva para afrontar partidos decisivos fue una de las premisas del cuerpo técnico encabezado por los hermanos Barros Schelotto desde el momento en el que asumieron el cargo. El clásico es una buena medida para confirmar lo que vienen logrando. Y no piensan hacerlo de otra manera que no sea con lo mejor.

http://www.ole.com.ar/boca-juniors/futbol/clasicos-ganan-importa-manera_0_1563443667.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s