Torneo Argentino 2016/2017 – Lanús – Boca

escu_0027_Objeto_inteligente_vectorial

LANÚS

Torneo Argentino 16/17
29 / 08 / 2016

Fecha 1

1 –  0

BOCA JUNIORS<

BOCA JUNIORS

FECHA 1

Lanús le ganó el duelo de la verticalidad a Boca con un gol del Laucha Acosta, que se desgarró al definir para el 1-0. Pese a contar con jugadores de buen pie, al equipo de Guillermo le faltó fútbol y, sobre todo, alguien que pensara con la pelota bajo la suela. ¿Tevez? Otra vez estuvo desaparecido…

Boca debutó con el pie izquierdo en el campeonato. Es cierto que le tocó un partido chivo, contra el campeón y de visitante, el tema es que lo preocupante vaya mucho más allá de la derrota.¿Por qué? Simple: porque pese a contar con jugadores de buen pie al equipo de Guillermo le faltó fútbol y sobre todo alguien que pensara con la pelota bajo la suela. Entonces no hubo caso: 0-1 ante Lanús y de vuelta a casa. Y a pensar en la revancha por Copa Argentina.

Como contra Santamarina, lo de Tevez fue bastante pobre. Casi no participó de juego ofensivo de Boca, salvo por la pelota que le puso a Benedetto en aquella jugada en la que terminó luciéndose Braghieri (con Monetti ya vencido, la sacó en la línea). Pero poco más que eso. Solamente Pavón fue capaz de desequilibrar en ataque, desbordando por derecha e intentando asistir en todo momento tanto al Pipa como a Bou, quien ingresó en lugar del 9 para los últimos minutos del partido. Ni siquiera el ingreso de Centurión (reemplazó a Castellani, de flojo partido) le cambió la ecuación al equipo de Guillemo, que pese a tener a dos futbolistas de buen pie en la mitad de la cancha nunca consiguió adueñarse del juego.No hubo pausa ni nadie que pensara con la pelota bajo la suela. Ni tampoco que la recuperara cuando el trabajo era al revés. Y entonces quedó a merced de lo que pudieran hacer de manera individual.

Ahí yace la diferencia con el actual campeón del fútbol argentino. Porque Lanús es vertical, pero de esa verticalidad participan todos. Toca, toca y toca. Se mueve sin pelota y busca el espacio. Y lo hace a la velocidad de la luz. Fíjese, por ejemplo, cómo hizo lo que hizo en la primera situación de peligro del partido, la del remate de Almirón que Sara mandó al córner. La empezó Román Martínez, jugó con Gómez, éste con Montenegro y Montenegro con Acosta, que la tiró al medio para que apareciera otra vez Román Martínez y tocara atrás para que Almirón le pegara. A esa verticalidad es a la que aspira Guillermo.

Hubo, en medio de tanta vorágine, un penal que le dieron al Grana (¿era falta de Vergini al Laucha Acosta?) y que Montenegro, el 9 por el que Almirón sacó del equipo a Sand -el encargado de ejecutarlos-, tiró a la tribuna, desperdiciando así la mejor situación del primer tiempo.

Pero el partido encontró definitivamente un dueño cuando Almirón mandó a la cancha a Sand y a Marcelino Moreno, el chico que armó la jugada que derivó en el 1-0. Con ellos dos adentro el ataque de Lanús ganó presencia tanto por el otro costado opuesto al de Acosta como por el medio, donde Sand hizo todo para volver a adueñarse del puesto. El gol, de hecho, llegó con un desborde y centro de Moreno, un remate de Pepe al palo y la definición con desgarro posterior de Acosta tras el rebote en el hierro.

En definitiva, Boca perdió porque eligió jugarle un mano a mano al campeón de la verticalidad. Y en ese rubro todavía le falta…

http://www.ole.com.ar/futbol-primera/alto-voltaje_0_1640236129.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s