Copa Argentina – 4tos de final. Boca Jrs – Rosario Central

Central se vengó y el arbitro le dio una “mano” para hacerlo.

BOCA JUNIORS<

BOCA JUNIORS

Copa Argentina 4º Final
02 / 11 / 2016

1 –  2

escu_0014_Objeto_inteligente_vectorial.png

ROSARIO CENTRAL

Tremendo golpe para Boca, que otra vez pagó caro distracciones. La primera en el 1-0, cuando Barrios y Silva durmieron y dejaron sacar el centro de Montoya. La segunda en el 2-0, cuando Sara dio rebote en el lugar menos indicado y Herrera no perdonó. Y ya con tanto nervio, tanta presión, difícil remontar un 0-2 con olor a tragedia futbolística por la eliminación en la Copa Argentina y el adiós a la Libertadores 2017. Boca no dio la talla en ese primer tiempo áspero de ida y vuelta, en el que buscó pero sin profundidad, generando apenas un tiro peligroso de Pavón.

A esta altura, en un partido que se juega desde hace meses, un equipo con aspiraciones no puede mostrar lo que mostró en ese primer tiempo. Desaparecido Tevez, sin peso Centurión y Bentancur, apenas algunos flashazos de Pavón y la intención de atacar, pero sin profundidad ni peligro. Central había llegado un poco más, no perdonó y lo sentenció. ¿Y el juez Loustau? Se la bancó en un partido difícil, su perla negra fue la no expulsión de Villagra cuando estaban 0-0 y ya estaba amonestado.

El mapa del segundo tiempo fue otro, totalmente distinto. Porque entró Benedetto por Barrios, porque Central se replegó demasiado cerca de su área, porque Boca metió y llegó desde el arranque. Pero faltó la puntería de equipo que en el torneo es el que más convirtió: no pudieron meterla el Pipa (recién cuando se terminaba el partido puso el 1-2), Tevez (un tiro libre en el travesaño a los 35’), Silva (dio en el palo su zurdazo en el comienzo) ni Bentancur (zapatazo que sacó Sosa) y el soñado descuento tempranero no llegó. Y la chapita del marcador, pese a los merecimientos, seguía mostrando un 2-0.

Y a puro aguante lo fue laburando Central, casi sin proponer. Y Boca jugando de tres cuartos de cancha en adelante, teniendo la pelota, tratando de abrir por las puntas, generando faltas, probando de donde fuera, pero nada. ¿Mereció antes el gol que llegó cuando no quedaba nada? Seguro que sí, pero ya cuando estaba dos goles abajo. Las figuras, los que definen partidos, no aparecieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s