La Candela – El predio de los juveniles

Alberto J. Armando, uno de los más grandes presidentes de Boca, compró ese terreno de 50.173 metros cuadrados, casi seis hectáreas, en 1963, en 13 millones de pesos. Allí se levantó una pintoresca casa y se arreglaron las canchas en las que, además de entrenarse el plantel profesional, desembarcaron las divisiones juveniles.

plano-candela.jpg

Por allí desfilaron grandes estrellas, entre otros, Roberto Mouzo, Angel Clemente Rojas, Rubén Suñé, Osvaldo Potente; más acá en el tiempo, asoman los nombres de Oscar Ruggeri, Ricardo Gareca, Diego Latorre, Fabián Carrizo y Hugo Osmar Perotti. Incluso, hasta hubo hombres de River que pasaron por La Candela, como Adolfo Pedernera y Alfredo Distéfano, entrenadores de equipos campeones en los años sesenta.

Posteriormente y durante varias temporadas, el predio fue alquilado a la Municipalidad de La Matanza y a otros concesionarios; en el medio, creció el deterioro y algunos sectores acusaron el paso del tiempo y la desidia, aunque la frondosa arboleda siempre se mantuvo intacta.

Con la asunción de Mauricio Macri como máximo mandatario en 1995 se dejó de lado el lugar: las inferiores pasaron a realizar sus trabajos en el Parque Sarmiento y, ya desde 2000, empezaron progresivamente las obras en Casa Amarilla para mudar a todas las categorías.

El lugar no era utilizado en forma asidua desde 1991, y Boca le alquiló el predio a la municipalidad de La Matanza un largo tiempo y posteriormente al Centro de Entrenamiento para Futbolistas de Alto Rendimiento (CEFAR), donde practicaban jugadores que se encontraban libres y que ya venian trabajando en este predio desde hace tiempo.  Éste ofreció comprar la candela.

Por la venta de este predio, Boca recibiò 350 mil dólares y el dinero recaudado se reinvirtió en la compra de los terrenos cercanos a la Bombonera, y que hoy componen las canchas de entrenamiento y la bombonerita.

boca-juniors-1646662w1200.jpg

Escribir una leyenda

Quién es Coqui Raffo. Como jugador se formó en Boca, donde debutó, pero disputó apenas 7 partidos. Luego, recaló en Quilmes, para después pasar por clubes de segundo orden en Francia y Bélgica. Volvió a la Argentina y se desempeñó en Unión, Los Andes y Sportivo Italiano. Como DT, dirigió en el ascenso a Almirante Brown y Atlanta y su mayor logro fue crear el CEFAR (Centro de entrenamiento para futbolistas de alto rendimiento). Allí, se les daba posibilidades a los jugadores libres. Por último, estuvo a cargo del proyecto de inferiores de Barcelona en la Argentina, que terminó con la firma del convenio con Boca.

Posteriormente, en el 2006, el predio fue parte de un proyecto del Barcelona F.C. para su cantera, por medio de un convenio de inversiones y estuvo a cargo de Coqui Raffo.

http://arxiu.fcbarcelona.cat/web/castellano/futbol/futbol_base/especials/fcb_argentina/continguts/Instal_lacions.html

Durante la campaña a presidente de Boca, Daniel Angelici planteó en su plataforma electoral como una de sus principales prioridades la recuperación del predio para las inferiores de Boca Juniors.  El precio de compra estuvo alrededor de los 2M de dólares.

Convenio con el Barcelona

Una de las propuestas de campaña de Angelici era lograr que al final de su gestión, en 2015, la mitad de los once titulares sean del semillero y también que todos los equipos de inferiores jueguen con el mismo esquema y que en un futuro ese sistema se proyecte en Primera. Con ese fin, en marzo último se firmó el acuerdo con Barcelona por tiempo indeterminado. Los españoles le dan a Boca su metodología de formación. A cambio tienen prioridad de compra ante una futura venta de un juvenil de la cantera xeneize.

Se trató de un convenio en el que el “Xeneize” y el club catalán a fin de quedar enlazados a futuro. Los españoles tendrían prioridad a la hora de contratar jugadores de la entidad de la Ribera; mientras que los entrenadores juveniles de Boca contarán con la estructura de los “culés” para instruir jóvenes

Jorge “Coqui” Raffo, Coordinador General del Fútbol Infanto-Juvenil de Boca y ex Director de la Escuela del Barcelona en Argentina, junto con Jordi Mestre, responsable del fútbol en las inferiores del club “culé”, más Daniel Angelici, presidente de la institución de la Ribera, sellaron el vínculo que unirá a un grande del fútbol sudamericano y a uno del fútbol del Viejo Continente.

Una de los puntos importantes con el que contaba este proyecto señala que Barcelona traspasará su proyecto formativo de La Candela a Boca, un predio en el que la institución catalana ya invierte desde hace tiempo. A su vez, el Barça tendrá la prioridad para llevarse a los canteranos “xeneizes”; mientras que los técnicos de las inferiores contarán con la estructura y recursos humanos de los “blaugranas” para instruirse y transmitir sus ideas a los suyos.

IMAGENES DE LA CANDELA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se trató de un convenio en el que el “Xeneize” y el club catalán quedaron enlazados a futuro.Los españoles tendrán prioridad a la hora de contratar jugadores de la entidad de la Ribera; mientras que los entrenadores juveniles de Boca contarán con la estructura de los “culés” para instruir jóvenes.

Por lo costoso y porque hubo cambio de dirigencia en el club español, el vínculo no fué renovado.

Con “Coqui” como el líder de las divisiones inferiores del “Xeneize”, los chicos retomaron las viejas costumbres de practicar en dicho espacio, desde la Cuarta hasta la Novena División, quedando en Casa Amarilla solamente el plantel de Primera y la Reserva. En este predio, periodicamente se efectúan los llamados a pruebas de nuevos talentos, y se disputan los partidos de inferiores.

BocaJuniors (1).png

Anuncios